42 2 859001 - +56 9 5610 5224

El estallido social que se inició el 18 de octubre también ha tenido consecuencias en el sector turismo. De acuerdo a la Encuesta mensual de alojamiento turístico, que elabora el INE, en octubre  se registraron 31.370 pernoctaciones en la Región de Ñuble, lo que representó una caída de 15,1% en comparación con igual mes de 2018.

La disminución fue incidida principalmente por el menor número de turistas chilenos (descendió en 18%),  en tanto, las pernoctaciones de extranjeros aumentaron en 123,2%.

En el análisis por destino, Chillán y Ñuble (incluye Las Trancas) fue el  q ue anotó el mayor número de pernoctaciones, aportando el 92,7% del total regional, correspondiente a 29.072 pernoctaciones, cifra que disminuyó 13,3% en  12  m eses.

Por su parte, el destino Quillón y alrededores presentó una contracción interanual de 32,4%, totalizando 2.298 pernoctaciones en el mes de análisis.

Asimismo, las llegadas de pasajeros  disminuyeron en 15,8% respecto a octubre de 2018, mientras que la tasa de ocupación  en habitaciones fue 22,4%, vale decir, 6,6 puntos menor a la estimada en octubre del año anterior.

Factores

Según manifestó la directora (s) del Sernatur, Marcela Rodríguez, la fuerte caída observada en octubre, también a nivel nacional -las pernoctaciones disminuyeron 14,1%- se debió principalmente a la crisis social que enfrenta el país, ya que muchas personas cancelaron sus viajes por razones de seguridad y una importante proporción lo hizo también para ahorrar gastos en un periodo de incertidumbre económica.

“La verdad es que la cifra no nos  sorprende   tanto, porque en la última medición de la tasa de ocupabilidad que hicimos el fin de semana largo del 30 de octubre se observó una caída importante en comparación con igual fecha del año pasado”, comentó Rodríguez.

Según la medición de la Subsecretaría de Turismo, dicho fin de semana el destino Valle Las Trancas exhibió una tasa de ocupabilidad de 34,8%, muy por debajo del 57,0% de igual fecha de 2018; mientras que Quillón alcanzó un 22,7%, también por debajo del 33,3% de un año atrás.

La profesional comentó que si bien en los destinos de la región no se han producido graves alteraciones del orden público, la mayor parte de los visitantes proviene de las regiones Metropolitana y del B iobío ,  por lo que un factor relevante ha sido la inestabilidad y la seguridad en carreteras.

Rodríguez detalló que Las Trancas ha sido el destino más golpeado, principalmente en pernoctaciones, y que en el caso de Quillón, San Fabián y Cobquecura, se observan flujos de visitantes que van por el día.

Consultada por las expectativas para el verano, expuso que Sernatur lanzó la campaña #ElijoChile, para potenciar el turismo nacional e hizo una invitación a los empresarios a ofrecer promociones para atraer visitantes.

Optimismo

Pese a las cifras, el presidente de la Cámara de Turismo del Valle Las Trancas, José Saavedra, se mostró optimista. “Hemos visto un descenso brusco, pero creemos que durante el verano podría mejorar, todavía no hay reservas, esperamos que con la campaña de Sernatur se logre un efecto positivo, así es que estamos expectantes”, planteó el empresario, quien destacó que se están haciendo promociones especiales para atraer turistas.

Saavedra reconoció que el temor por la inseguridad y la incertidumbre económica han afectado duramente al destino: “En los últimos  cinco   años, la tasa de ocupación promedio para octubre rondaba el 25% en Las Trancas, dejando a un lado los establecimientos que trabajan con tercera edad, pero este año bajamos a 5%; mientras que en noviembre llegamos a un 8%, también muy lejos del 25% promedio de los últimos años”.